Insight

_

La crisis económica golpeó duramente España, durante años, monopolizando las conversaciones, las expectativas y la vida de la gente. Las marcas del sector de la distribución basaban su comunicación exclusivamente en mensajes tácticos en torno al precio.

Este discurso creaba una homogeneidad entre marcas y generaba una nula diferenciación.

Como agencia creativa de Caprabo, entendimos que hablar tan solo de precio, olvidando los valores, había hecho que la marca perdiese su valor.

Era necesario un nuevo enfoque que permitiese a la marca reconectar con sus consumidores y que trajese un soplo de aire fresco a un mercado que se había estancado.

Beautiful idea

_

Ideamos un nuevo posicionamiento, “Hola Librecomprador”, un concepto paraguas que englobaría toda la comunicación de la firma, en todos los canales, y que presentaría a Caprabo como lo que es: una marca cercana que, gracias a su variedad de productos y servicios, te hace ser un comprador más libre, un comprador más feliz.

Reunimos a Caprabo con sus consumidores basando nuestra comunicación en los momentos más emocionales de la vida de nuestros clientes, aquellos momentos que verdaderamente importan, vinculándolos a la pasión con la que Caprabo trabaja día a día.

El resultado es la creación de un fuerte vínculo con los consumidores basado en algo mucho mayor que el precio. Un vínculo basado en la confianza y el entendimiento; en la creencia de que Caprabo tiene el compromiso de proveer a sus clientes solo de lo mejor.

Amplification

_

Y lo más importante, los resultados también fueron apreciables: Caprabo consiguió un notable aumento de sus ventas por primera vez en años.

Un estudio cuantitativo mostró así mismo un incremento de la notoriedad de marca y una mejora de la imagen de Caprabo.

Como guinda del pastel, la campaña de Caprabo ganó el “Premio Impacte” del Colegio de Publicitarios y Relaciones Públicas de Cataluña a la mejor campaña, por delante de las campañas de otros grandes anunciantes como Estrella Damm y Banco Sabadell.