Los greatest hits de las campañas 2.0

Las agencias de comunicación estamos ya inmersas por completo en la cultura 2.0. Siguiendo con el post publicado hace unas semanas, en el que explicábamos como apple tree communications se metió de lleno en el mundo online y en el que hacíamos referencia a términos como ‘colaboración’ y ‘cultura transmedia’, hoy nos gustaría repasar en profundidad estas y otras claves y características de campañas online de éxito.

 

Campaña Obama
1.- El de la colaboración. Trabajar por un objetivo común une y motiva a cualquier equipo o grupo de personas. Teniendo esto en cuenta, podemos crear campañas digitales que requieran al usuario movilizarse y conseguir que sus amigos y seguidores se sumen a él. No obstante, hay que tener en cuenta que, en este caso, el objetivo debe ser de interés general. En este sentido, la campaña referente por excelencia es, sin lugar a dudas, la que convirtió a Barack Obama en presidente de los EUA, aunque también podemos tener en cuenta otras como ‘La Caravana por los refugiados’ de  ACNUR.

2.- El de las múltiples redes. Para conseguir el máximo impacto en redes sociales debemos ser capaces de crear campañas que estén allí donde esté nuestro público objetivo y tener en mente que nuestro target tiene cuentas en más de una red social. Por eso es imprescindible pensar antes en estrategias globales y que integren otros canales ‘de moda’ como ahora podría ser Instagram u otras parecidas, Spotify…

3.- El de las personas. Todos tenemos claro que las redes sociales son un espacio de comunicación personal por lo que, si queremos estar presentes con nuestra marca y gustar o ser seguidos, debemos ofrecer contenidos que puedan beneficiar de alguna manera a nuestro target ya sea a nivel material, traduciéndose en forma de producto o descuento, o a nivel general.

4.- El de la interacción emocional. Conseguir un ‘me gusta’ en Facebook, una mención positiva en Twitter, o que alguien valore como positivo un vídeo subido al canal de Youtube del cliente y que este, a su vez, consiga muchas visualizaciones, no es fácil y ni siquiera está en nuestras manos. Lo que hemos aprendido viendo campañas de importantes marcas es que utilizar el mundo offline como escenario del online permite a los usuarios interactuar directamente y sin barreras con la marca, ayudando de esta forma a dinamizar sus páginas y perfiles y conseguir excelentes resultados.

5.- El de la palabra innombrable. Viral. Palabra casi tan odiada como ‘premium’ en las agencias de comunicación, publicidad, digitales, de aplicaciones… Todos tenemos claro que hay ingredientes que pueden funcionar mejor que otros y que disponer de un buen community manager nos puede ayudar a conseguir interesantes resultados y que nuestros contenidos se dinamicen por sí solos. Que sean virales. Eso sí, no debemos plantear campañas que ‘circulen’, sino que puedan circular. Repetimos, el poder no lo tiene ni la agencia ni el cliente, sino el usuario.

6.- El de las barreras. A pesar de todo lo anterior, debemos pensar más allá de las limitaciones que los diferentes canales y redes sociales tienen para crear campañas sorprendentes, divertidas, amenas e interactivas. Así, Youtube puede ser una plataforma de ‘juego’ cuya herramienta será el vídeo, o Spotify puede convertirse, no solo el espacio en el que nuestros seguidores escuchen la música que asociamos a nuestras marcas/clientes, sino en el que poder crear, por ejemplo, un concurso de ‘microrelatos’ a través de títulos de las canciones favoritas de los seguidores.

7.- BONUS TRACK: El capricho del que escribe. Acabaremos con un claro ejemplo de ‘greatest hits’. Si se acaban las ideas para crear una campaña online, la mejor solución es crear una que aglutine todo aquello que ha tenido éxito anteriormente y explotarlo al máximo. Ahora, si para maximizar resultados queremos trabajar con un personaje conocido, no podemos olvidar hacer un estudio previo de su uso de las redes sociales. Si la escogida hubiese sido Lady Gaga, ¿este divertido vídeo habría conseguido más de nueve millones y pico de visitas?