Blog Apple Tree

SELFIE, SELFY, SELFIES

MENÚ

SELFIE, SELFY, SELFIES

comparte en


Casi como una broma, a mí mismo, he decidido buscar si alguien había usado el hashtag #yo en Instagram. Esperaba que sí, que alguien lo hubiese hecho en un acto de ironía o burla. No podía imaginar que el resultado iba a ser de más de 7 millones de resultados con la autorreferencia #yo. 

Y claro, era inevitable hacer la búsqueda de #selfie que ofrece el resultado de más de 279 millones a lo que se pueden sumar variaciones como #selfy (965,1K) o #selfys (16,5K), #selfyyy, #selfytime, #selfystick, #selfyday o #selfyoftheday y de #selfymonday hasta #selfysunday no hay día malo para la #selfynation, la #selfyqueen y su #selfyking, la #selfymania, el #selfylove, todo es susceptible de ser #selfytime, #selfy_selfy, #selfylover y el inevitable callejón sin salida del #ilovemyself (cerca de 400K) o su traducción #meamo (366K). 

selfie-hashtags

En otros tiempos, menos digitales, estas cifras hubieran abierto no senderos sino carreteras a gabinetes psicológicos. Y todo apunta a que tal despliegue del #yo pronto tendrá espacio propio, si acaso no lo tiene ya en el DSM, en ese gran contenedor de las desviaciones de la mente que no deja de crecer y llenarse desde 1902.

En un post reciente Tecnologías del “yo” hablaba de cómo las nuevas tecnologías habían “abierto todas las exclusas al individualismo narcisista donde las necesidades artificiales son renovadas, como escaparates, en busca de una felicidad que se escapa entre los dedos justo en la fracción previa a alcanzarla o en el segundo exacto siguiente del acto de consumo” y dando origen a lo que denominé como “el narcisista racional”.

Si la cultura tradicional presentaba el mito de Narciso sobre el embelesamiento de la imagen de uno mismo como un desorden individual. La gran evolución de nuestro tiempo es que ese embelesamiento ya no se proyecta en el reflejo de uno mismo en el agua sino que se proyecta de manera social, es el reflejo (posible) en los otros, la mirada atrapada de los otros, la atención conseguida de los otros… lo que construye el imaginario y aporta la satisfacción como fin.

La necesidad que parece estar satisfaciendo estas nuevas tecnologías del yo parece alcanzar a algo mucho más profundo que una mera absorción en el propio reflejo, lo que ha sido tradicionalmente considerado como algo censurable. Pero ¿qué ocurre? Cuando ya no se trata de una práctica individual sino generalizada como muestran las cifras de uso y penetración global de Facebook o Instagram, con algunos de los datos presentados, la pregunta es ¿qué (nos) está sucediendo?

  • Primero, el narcisismo individual a escala colectiva se ha convertido no sólo en aceptable sino que tiene un efecto de presión en terceros, cada vez es menos una decisión el estar dentro y menos una decisión viable la de poder saltar fuera.
  • Segundo, las tecnologías del yo tal y como las presentó Foucault eran las “operaciones en los propios cuerpos y almas, en los propios pensamientos, en la manera de ser; y ello de modo que los transforme a sí mismos”. Esto es, las tecnologías tenían una vertiente positiva, educadora, emancipadora o de progreso personal.
  • Tercero, es difícil rastrear en qué medida las nuevas tecnologías del yo contribuyen a esas formas positivas de desarrollo personal si se acepta la hipótesis de que cuando lo privado se hace público de forma voluntaria, como si fuese una conquista social o no tuviese consecuencias, esos datos están en manos de pocas organizaciones y corporaciones que cotizan en bolsa, con capacidades computacionales que apenas podemos imaginar. Por último, todo esto se puede seguir enmarcando por los tecno utópicos como cultura de Internet, cultura de la conectividad, cultura digital, etc.

Es cuestión de tiempo que comiencen a articularse movimientos en defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos –no usuario, ni consumidores, ni marcas personales… El derecho a borrar para siempre y de forma definitiva nuestros datos acumulados, el derecho al opt-out total del sistema.


Miguel Del Fresno | Temas redes sociales, Social Media | 14 de Abril de 2016 | Etiquetas Instagram, Selfie, Social Media, Tendencias, Trending Topic

1.9k views Visitas
DIME QUE ME LEES (SI YO QUIERO)
Anterior DIME QUE ME LEES (SI YO QUIERO)
¡INVIERTE EN TIEMPO!
Siguiente ¡INVIERTE EN TIEMPO!
SUSCRÍBETE AL BLOG Suscríbete
Ahora puedes suscribirte para recibir las últimas actualizaciones sobre nuestros SocialScene, próximos eventos #appletreebytes y toda la actualidad en comunicación digital
Los campos con (*) son obligatorios
CATEGORÍAS BLOG
CONTENIDO

COOKIES EN APPLE TREE COMMUNICATIONS

cerrar
aceptar