Blog Apple Tree

NARCISISMO, VOYERISMO Y EXHIBICIONISMO: EL SEXTO CONTINENTE.

MENÚ

NARCISISMO, VOYERISMO Y EXHIBICIONISMO: EL SEXTO CONTINENTE.

comparte en

Nuestra época está marcada, gracias a Internet y sus aplicaciones conocidas como redes sociales, por una confusa mezcla de narcisismo, voyerismo y exhibicionismo a escala individual y colectiva, local y global, sin precedentes. Esto es, un nuevo continente, el sexto Continente, un espacio sin lugar donde podemos ser qué o quién queramos o, al menos, intentarlo.

No deja de ser tan extraño como absolutamente necesario que Facebook ofrezca ya, en EEUU, hasta 56 opciones de elección de género. ¿Quién nos impide ser lo que queramos ser, desear creer que somos, queramos parecer ser? Podemos tener tantos digital doppelganger como nos plazca. Recuerdo como un personaje estrafalario de un reality show, de alguna televisión, al que le escuché afirmar de sí mismo, sin asomo alguno de duda, ser “un rico atrapado en un cuerpo de pobre”. ¡Enhorabuena! los medios sociales están aquí para desplegar todos nuestras potencialidades, méritos, habilidades, etc. que han pasado desapercibidos desde que íbamos a la guardería. Sólo necesitamos una simple tecnología con conexión a Internet para exhibir nuestros superpoderes, ser vistos, realizarnos y vivir nuestro instante de gloria en Internet. Andy Warhol afrimó, sin imaginar Internet, "in the future, everyone will be world-famous for 15 minutes". ¿Un visionario o un exagerado?

Hace poco mientras me marchaba de un restaurante escuché un retazo de conversación de una mesa cercana. Una joven veinteañera hablaba a otras tres personas algo mayores que ella. Fue algo así: “…no me puse en contacto con X porque no sabía muy bien como localizarle, y porque no tengo Facebook…”. Aunque lo sorprendente fue la respuesta de una mujer sentada a su lado, de entre 35 y 40 años, que sin asomo de broma o ironía le dijo “Eso de no tener Facebook ¿qué es una forma de rebeldía o algo así?”.

Lo reconozco fue lo último que me esperaba: lo más contraintuitivo que podría haber imaginado que sucediera ¿Una forma de rebeldía no estar en Facebook? ¿Tan fuerte es el impulso de narcisismo, voyerismo o exhibicionismo que no estar en Facebook puede ser entendido como rebeldía, contracultural o… quizás pronto, como antisistema? Las plataformas sociales de Internet apuntan ya a una suerte de gran metáfora ideológica de la inclusión y la exclusión social.

En marketing aprendemos que el objetivo del mismo, aunque lo compliquen mucho, es simple. Se trata de satisfacer necesidades -en distintos niveles de eficacia donde el precio y la calidad determinan la competitividad del producto o servicio-. Y creo que es verdad. Las necesidades no se crean. Las necesidades hay que comprenderlas, en especial, en la parte del mundo donde lo básico está solucionado para grandes capas de la población. Así, en términos de Maslow y su modelo piramidal, las necesidades que satisfacen las redes sociales estarían entre la afiliación y la seguridad. Ahí, es donde se sitúan las redes sociales como Facebook o Twitter o Instagram, etc. y es donde compiten de forma voraz por la audiencia global y el control de datos a gran escala.

Facebook no deja de ser la mayor base de datos a escala mundial, con más información de centenares de millones de personas que los propios gobiernos, alimentado de forma gratuita por los propios usuarios gracias a sus necesidades -y por eso la compra de Instagram- de narcisismo, voyerismo y exhibicionismo.

¿Conclusión? Si Facebook, Instagram, Twitter, Youtube, etc. son gratuitos es porque nosotros somos el producto. Y lo somos gracias a uno de los signos de nuestro tiempo, alimentado por todo los canales de comunicación, un creceiente impulso voyerista y exhibicionista. Hasta el extremo de que se han diagnosticado ya desordenes como Digital Attention Disorder o FBOCD (Facebook Obsessive Compulsive Disorder) o twitterhea, muy similar, en Twitter. O que se produzca una reordenación social de la casta online y los líderes del universo Twitter o twitterverse conocidos como twitterati. También en Instagram ha emergido una nueva forma de exhibicionismo conocida como receipt porn a.k.a. the rich kids of Instagram para referirse a la ostentación y exceso mostrado por adolescentes ricos que publican imágenes con tickets de gastos millonarios, compras, poses, bebiendo o comiendo manjares, desnudos, etc. Lo que se repite también en Tumblr. Unos buscan, otros quieren enseñar lo que hacen, lo que tienen…, todo es velocidad y tiempo real, el espacio ya no importa. Cuando unos miran, otros quisieran ser mirados. En fin, es lo que somos y la tecnología nos espeja a la perfección. Ya no se trata de desviaciones individuales porque cuando el narcisismo, el exhibicionismo o el voyerismo se producen a esta escala, ya hemos alcanzado el nivel de normalidad absoluta. Así somos.


Miguel Del Fresno | Temas Social Media | 30 de Abril de 2015 | Etiquetas community manager, comunicación, digital, Facebook, Internet, marketing, online, redes sociales, Social Media

3.459k views Visitas
¡ABUELA!, SOY DIRECTOR DE ARTE
Anterior ¡ABUELA!, SOY DIRECTOR DE ARTE
PAROLE, PAROLE, PAROLE
Siguiente PAROLE, PAROLE, PAROLE
SUSCRÍBETE AL BLOG Suscríbete
Ahora puedes suscribirte para recibir las últimas actualizaciones sobre nuestros SocialScene, próximos eventos #appletreebytes y toda la actualidad en comunicación digital
Los campos con (*) son obligatorios
CATEGORÍAS BLOG
CONTENIDO

COOKIES EN APPLE TREE COMMUNICATIONS

cerrar
aceptar